Programación orientada a objetos

Siendo un fanático de la cocina creo que no había encontrado mejor definición de el concepto de la programación orientada a objetos que la analogía desarrollada por Sandy Metz en su libro Practical Object-Oriented Design in Ruby, que aprovecho para recomendar a todo desarrollador.

Sandy explica de manera entretenida que en una manera de entender la interacción entre los objetos, mensajes e interfaces es observar la manera en la que funciona un restaurante.

La cocina de un restaurante es un método que recibe parámetros y en base a estos la cocina retorna una respuesta que básicamente es un plato preparado listo para ser consumido por el cliente. El cliente no tiene acceso a la cocina y no puede ver como el plato fue preparado de igual formar funcionan los métodos privados.

En un restaurante cada persona tiene un rol específico y sabe solo lo necesario para cumplir su trabajo el cliente tiene una interface interactuar con los objetos que es el menú, el cliente envía un mensaje y recibe una respuesta sin conocer los detalles de todo lo que involucró generar dicha respuesta.

Esta analogía se puede aplicar a infinitos modelos de negocios para explicar en base al mundo real el mecanismo lógico detrás de la programación orientada a objetos pero en mi caso y por lo que en principio mencioné, esta es la que mejor ha funcionado para mí.

Nuevamente, les invito a leer Object-Oriented Design in Ruby una guía muy práctica de como evitar ciertas trampas y futuros conflictos en el desarrollos de aplicaciones.

 

Cocina para hombres

Siendo honesto con nuestro género, la cocina no es algo que interese a la gran mayoría de hombres, pero si el producto que sale de ella. “Somos lo que comemos” es una frase que he escuchado en boca de los profesionales de la salud desde hace muchos años. No propongo vender la actividad de cocinar como algo que todo hombre debería experimentar para añadir un nuevo entretenimiento a su lista, pero si quiero que consideres que diariamente y dentro de los parámetros recomendables debes comer cinco veces al día, entonces no siempre vas a disponer de un restaurante o de una compañera que lo haga por ti.

Muchos hombres cuando deben permanecer solos por alguna razón entran en modo supervivencia y pueden pasar 15 días dependiendo de un emparedado de jamón y queso quizás por entender que es lo más fácil y práctico para preparar dadas la condiciones del momento.

La realidad es que la cocina es bastante simple y si dedicas un poco de tiempo a conocer algunas reglas básicas de química y física podrías sobrevivir de una manera más adecuada para tu salud y quizás un día te animas sorprender a tu esposa, novia o amigos al cocinar para ellos.

En este blog compartiré recetas, recomendaciones, trucos y experiencias que he aprendido luego de muchos experimentos gastronómicos, platos rotos, comidas saladas y también sonrisas y gratos momentos al cocinar para mí, amigos y familiares.

Nos vemos en la primera receta.